Home » Feminismo y liberación gay

Biblioteca Ignasi Iglésias–Can Fabra
Carrer del Segre, 22-32, 08030 Barcelona

 

Feminismo y liberación gay

Martes 26 de septiembre, 18:30 horas

Mercè Molina, Mª Rosa Pou, Eugeni Rodriguez, Montse Cervera, Rosalia Molina

Fue en el año 1976, acabado de morir el dictador, cuando hizo su aparición el movimiento feminista después de los 40 años de dictadura, represión y con un modelo de feminidad que el franquismo había impuesto, immerso en una sociedad ideológicamente hipermachista.

La aparición de las mujeres fue como un ciclón. Todo era necesario y todo se hizo al mismo tiempo. Se abría la esperanza de cambiar la vida y las mujeres nos organizabamos para conseguirlo: grupos de barrio, de autoconsciencia, en las empresas, en la universidad …

Se inicia el camino trabajando por una sexualidad libre, contra la penalización del adulterio, para la legalización de los anticonceptivos, la exigencia de guarderías, de educación sexual, el derecho al divorcio, al trabajo asalariado o la amnistía para las más de 350 condenadas por los llamados delitos específicos (adulterio, aborto, prostitución).

Se redactan los proyectos de ley alternativo sobre el divorcio y sobre el aborto. Comienzan a funcionar los centros de planificación.

En la lucha por el derecho a una sexualidad libre se añaden las personas homosexuales. Se funda el Front d’Alliberament Gai de Catalunya, un movimiento revolucionario con una perspectiva antipatriarcal y anticapitalista, y que llevo el movimiento a la calle.

La fuerza del feminismo español se vio en las Jornadas organizadas en Barcelona en marzo de 1976. En ellas se reunieron unas tres mil personas con representaciones de grupos de mujeres de toda España.

Para hablar de como fue la lucha y como se vivió, hemos querido mostrar a algunas de las personas que fueron protagonistas de aquella transición para que nos expliquen su experiencia.

PARTICIPANTES

Mercè Molina: abogada feminista, especializada desde hace años en el derecho de la persona y la familia (Defensa contra la violencia machista, derecho civil, derecho penal). Miembro de la Xarxa feminista desde su creación. Durante la transición donde tuvimos que luchar para conseguir muchas leyes (ley del aborto, despenalización del aborto, ley de divorcio, et.) trabaje conjuntamente con el movimiento feminista, asesorando a muchas mujeres que querían cambiar su situación: divorcio, despenalizar adulterio, etc.

Haremos un breve repaso a los cambios legislativos en el periodo de la “transición democrática”. Hablaremos de las Primeres Jornades Catalanes de la Dona, celebrades en el Paranimfo de la Universitat de Barcelona, en mayo del año 1976, que representó la constatación de la existencia de un movimiento feminista muy combativo. Del cambio legislativo en el Código Civil y el de Comercio sobre la situación jurídica de la mujer casada, el mes de mayo de 1975. De la despenalización del adulterio y amancebamiento, en el mes de mayo de 1978. De la derogación del Decreto-ley de 11/79 de Peligrosidad Social. De la modificación el 13 de mayo de 1981 del Código civil en materia de filiación, patria potestad y régimen económico. De la Ley 30/81 de 7 de julio, que regula la nulidad, separación y divorcio. De la despenalización parcial del aborto en fecha 5 de julio de 1985, y de la modificación del Código Penal en materia de violencia doméstica y de género en junio de 1989…

  Mª Rosa Pou: Mis inicios en centros de planificación familiar a los 33 años. Se crea la Asociación de Trabajadoras de Planificación Familiar, que 3 años después se convierte en la Associació de Planificació Familiar de Catalunya i Balears. Participo en su fundación. Durante unos años, trabajo en un centro para  interrupciones de embarazo. Ginecóloga.
Actualmente jubilada, hace pocos meses. Última tarea, en atención  primaria, en un ASSIR. Presidenta de la Associació de Planificació Familiar de Catalunya i Balears.

La creación de los Centros de Planificación Familiar respondió a la presión de los movimientos de mujeres que ya tenían mucha forma a principios de los 70. El primer de todo el estado surge en el Prat, en 1977. No había entonces ningún espacio sanitario donde ir para pedir anticonceptivos (por cierto, todavía prohibidos en aquellos momentos) y mucho menos ningún espacio donde preguntar y consultar sobre sexualidad. La eclosión de estos centros, con el soporte de los primeros ayuntamientos democráticos fue muy potente: en pocos años se llego a un total de 65. Era un espacio muy específico de atención, con mujeres muy implicadas en aquel servicio y que fue muy enriquecedor para las mujeres que acuden. Su evolución, integración y dispersión, es otro tema para reflexionar.

Eugeni Rodriguez i Jiménez: presidente del Observatorio Contra la Homofobia y portavoz del FAGC.

El pasado junio conmemoramos los 40 años de la primera manifestación en Catalunya y en el estado español, por la liberación LGTBI, organizada por el FAGC y celebrada en las ramblas de Barcelona un 26 de junio de 1977. Han estado 40 años de lucha incesante y constante por los derechos y libertades de las personas trans, lesbianas, bisexuales, intersexuales y gays. 40 años donde ha sido necesario salir a la calle para chillar con todas nuestras fuerzas “libertad sexual, derecho al propio cuerpo” “Ama como quieras” y muchos más gritos reivindicando un derecho tan básico como es poder vivir en libertad las nuestras identidades y orientaciones sexuales. No ha sido nada fácil  hacer posible que las persones LGTBI pudiesen ante todo vivir sin la trampa de la represión legal, no fue hasta el año 1978 que se derogó la parte de la ley de peligrosidad social que consideraba delito la homosexualidad (y por extensión toda expresión LGTBI) y tuvimos que esperar al año 1980 para la legalización del FAGC, la primera organización de defensa de los derechos y libertades del colectivo LGTBI que conseguía tener un marco legal donde desarrollar sus acciones en pro de nuestras libertades. Durante todos estos años han sido innumerables las batallas y conquistas que se han tenido para acercar la liberación sexual y LGTBI a todos los rincones de nuestro país. También han sido muchas las agresiones y discriminaciones a las cuales hemos tenido que hacer frente.

Montse Cervera (1949): A la muerte del dictador estaba como tantas otras en la prisión como militante de la LCR. Salgo en 1976 (me pierdo las jornadas) y me incorporo al movimiento de mujeres de barrios en la Vocalía del distrito V (el Chino, El Raval?), a la Coordinadora Feminista, a la Comisión por el derecho al aborto, a DOAN. He sido activista feminista desde entonces, ligada a la Coordinadora Feminista y ahora a Ca la Dona, a la Xarxa de Dones per la Salut i a Dones x Dones (grupo antimilitarista feminista), Novembre Feminista … entre otros.

Feminismo en la transición: Recuperar nuestra genealogía feminista de la república tras 30 años de fascismo patriarcal era algo que parecía imposible. La irrupción del movimiento feminista como movimiento masivo en los años 70 y su aparición pública en las Jornadas Catalanes de la Mujer ha dejado para siempre su huella “Sin feminismo no hay revolución”. El patriarcado está ligado absolutamente con el capitalismo y con todas las opresiones. Era necesario reclamar una voz propia, darnos autoridad y hacernos visibles: construirnos como movimiento propio, como sujetos de nuestra historia, y transmitir un orden nuevo y acabar y enterrar el legado del fascismo. ”El personal és político”. “Derecho al propio cuerpo” como ejes centrales han configurado las aportaciones de un movimiento encarnado en cuerpos de mujeres que han cambiado el mundo.

Rosalia Molina (1954): coordinadora. Militante libertaria desde su legalización en 1976, afiliada a CNT, ahora CGT. Comienzo a conocer grupos de mujeres, a raíz de las 1s Jornadas Feministas de Barcelona y de compañeras de los ateneos libertarios y me integro en estos grupos. Y es desde CNT, a través de mujeres del exilio que vienen a explicarnos su historia, que comenzamos a conocer “Mujeres Libres”; y a través del sindicato sabemos que hay grupos de mujeres que se están organizando como “Mujeres Libertarias”, nosotras nos constituimos como “Dones Llibertàries”. Había grupos en Zaragoza, Madrid, Valencia, Granada y la coordinación entre todas es básica. Desde el grupo de Madrid se edita una revista, que llega hasta los 10 números.

Recuperar o aprender que era el feminismo o cual había de ser la lucha de las mujeres, después de 40 años de sistema fascista, patriarcal y represivo no fue fácil. No teníamos ningún referente, ninguna historia anterior donde mirarnos y aprender. Nosotras como libertarias recuperamos la historia de Mujeres Libres y quisimos aprender de ellas. Hubo un antés y un después del anarko feminismo y del movimiento de mujeres libertarias, y es a raíz de las Jornadas Libertarias del Parc Güell en Barcelona el año 1977. A partir de aquellas jornadas comenzamos a querer cambiarlo todo, con el lema “Llevamos un mundo nuevo en nuestros corazones”, comenzamos un camino para transformar toda la sociedad de entoncés, todos los pilarrs de la sociedad represiva que queríamos cambiar: familia, sexualidad, maternidad, etc… y nos iniciamos en un largo camino de lucha que todavía continuamos.

Selección de carteles y pegatinas al azar, disponemos de muchas más: