Home » Contracultura y comunicación alternativa

Biblioteca Ignasi Iglésias–Can Fabra
Carrer del Segre, 22-32, 08030 Barcelona

 

Contracultura y comunicación alternativa

Sábado 30 de septiembre, 12:30 horas

Canti Casanovas, Jesús Bolinaga, Mercedes Arancibia, Jordi Turtó, Joaquín Ortín

A principios de los años 70 surgió entre los jóvenes la necesidad de romper con la miseria cultural que ofrece el régimen Franco. Nuevos aires llegaron desde el exterior, principalmente Francia y los países anglosajones, impregnando las influencias culturales de los jóvenes, los ecos del mayo 68 francés y nuevas propuestas para toda una serie de iniciativas culturales en todos los campos, la música, literatura, teatro y cine y otras artes absorben las nuevas tendencias. Se abandona el nacionalfolklorismo para incorporar las influencias de blues, rock ‘n’ roll o la nouvelle chanson francesa que influirá en los cantautores nacionales. Surgen grupos y bandas que incorporan estos estilos y que abandonan la copla y folklore para adoptar nuevas formas musicales.

El mundo del cómic o el tebeo como se decía entonces se transforma radicalmente, pasa de ser un entretenimiento de críos a una expresión cultural para adultos, influenciado principalmente por el cómic underground que llegó de los Estados Unidos. Los cómics de Robert Crumb o Gilbert Shelton con originales personajes y locas historias como Fritz the cat o los Freak Brothers inspiran a los creadores nacionales y aparecen a la vez un variado grupo de publicaciones, revistas como Star, el Rrollo Enmascarado o el Carajillo Vacilón y más tarde el Vibora o Makoki ocupan los espacios en el kiosco al lado de los tebeos de Bruguera de toda la vida. Muchas otras publicaciones y fanzines se distribuyen en mano en las Ramblas o en los locales donde se reúne la contracultura juvenil de las zonas de El Born o el chino en locales como el London, la Rivolta o el mismo Zeleste. Revistas como Ajoblanco, Bicicleta, o Alfalfa publican temas que no tienen espacio en otras publicaciones periódicas, cuestiones que interesan a los jóvenes como la ecología, la sexualidad, antipsiquiatría, terapias alternativas, drogas, etc. se publican en las páginas de la contracultura. Esta revolución de papel impreso también hizo surgir la memoria histórica después de los 40 años de silencio impuesto por el miedo del franquismo , los jóvenes de la época queríamos saber lo que había sucedido antes de la dictadura. La generación del silencio había quedado atrás y el deseo de conocer la propia historia surgió con fuerza. Poco a poco se fue creando un nuevo espacio cultural y generacional que rechazó la falsedad y la miseria intelectual del régimen franquista y abrió las puertas a nuevos espacios de conocimiento y libertad.

PARTICIPANTES

Canti Casanovas: Creador y gestor de contenidos de la web sense nom

Jesús Bolinaga: Diseñador gráfico, dibujante y ninotaire. Ha colaborado en diversas publicaciones: Por Favor, Cuadernos de Pedagogía, Dominical de El Brusi, Ajoblanco, Bicicleta, El Viejo Topo; Liberación, Interviu, la Vanguardia y Le Monde Diplomatique.

Mercedes Arancibia: Redactora y editora de Bicicleta en su etapa valenciana. Periodista, libertaria, atea y sentimental. Socia fundadora de la Unió de Periodistes del Pais Valencià y socia honoraria de Reporteros Sin Fronteras.

Jordi Turtós: Periodista y crítico musical. Director de programas musicales como Sputnik. Profesor de historia de la música. Programador musical de las fiestes de la Mercé i organizador del Mercat de Música viva de Vic.

Joaquin Ortín: Coordinador

Selección de carteles y pegatinas al azar, disponemos de muchas más:

Vídeo de la mesa Contracultura y comunicación alternativa, realizado por Rojo y Negro Tv